GOW y sus EXaccionistas


Para La Tortuga Inversora, uno de los criterios fundamentales para seleccionar compañías es que hayan cotizado un mínimo de 10 años. En el caso de Gowex, queda claro que jamás habría dado una recomendación de compra. No obstante, vamos a analizar los datos financieros de la compañía durante el período 2008 – 2013. Antes de continuar, debo informar que las cuentas de la sociedad no reflejan su imagen fiel, al menos los últimos cuatro años. A pesar de ello, se pueden intuir ciertos desajustes que provocarían mi desconfianza. imagen2

Las ventas totales del período analizado ascienden a 472 M €, y un 38 % se concentran en el  último año (primer aviso). Con estos datos, podemos destacar que las ventas de Gowex han crecido a una Tasa Anual Compuesta (TAC) del 40 % (segundo aviso). Si comparamos estos datos con una empresa en crecimiento como Alphabet Inc. (Google), observaremos que las ventas del último año representan el 19,6 % de los últimos 10 años y, además, las ventas han crecido a una TAC del 19,6 %. Sucede lo mismo al comparar la evolución de las ventas de Apple, 3D Systems y Amazon; todas son empresas en crecimiento. Es muy curioso que empresas más grandes y en crecimiento no consigan acercarse a las cifras de la española. Esto ya hace sospechar que la cuenta de resultados puede estar inflada artificialmente.

imagen1

Si las ventas habían crecido abultadamente, la evolución de los beneficios es de récord. Los beneficios de Gowex han crecido a una TAC del 80 % (tercer aviso). Con estas cifras, sería raro no pensar que en un futuro instalarían WIFI en casa del mismismo Jesucristo, después de pasar por Gotham City.       imagen3

Durante el período 2008 – 2013, la empresa generó flujos de explotación de casi 75 M €. Sin embargo, los flujos de caja de inversión fueron de 128 M € y el CAPEX de mantenimiento de casi 79 M €. En otras palabras, la empresa no generó suficiente dinero para financiar su CAPEX de mantenimiento ni de expansión (cuarto aviso). ¿De dónde salió el dinero que necesitó Gowex para pagar sus inversiones? Pues bien, 33,5 M € los aportaron los especuladores que confiaron en la compañía a través de las ampliaciones de capital (La Tortuga Inversora no puede categorizar como inversores a los accionistas de Gowex) y 29 M € a través de deuda. La emisión de deuda siempre ha sido superior a su devolución o amortización. Incluso durante el último año no se devolvió ni un solo céntimo de la deuda (quinto aviso). Por si fuera poco, los administradores de la compañía decidieron repartir dividendos por valor de 2,8 M € (sexto aviso). No tienen dinero suficiente para expandirse pero sí para repartir dividendo. ¿En qué pensaban los administradores? Una empresa en crecimiento como esta necesita todo el dinero disponible para continuar expandiéndose, no para repartir dividendos caprichosos.

Admito que analizar ahora los datos es mucho más sencillo, ya que sabemos que la empresa falseaba las cuentas. A pesar de ello, si las tomásemos como reales, nos encontraríamos con seis avisos. La Tortuga Inversora se queda tranquila al saber que jamás habría invertido en Gowex. El crecimiento de las ventas y los beneficios son más falsos que un billete de 30 €. ¿Cómo iba a tener Gowex un crecimiento superior que Apple o Google? Si alguien se creyó eso, pecó de ingenuo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *